Segunda oportunidad

Tan pronto como la madre de Clairy salió por la puerta, ella y su amiga sacaron su equipo de maquillaje, y aprovecharon que su madre se iba a trabajar para pintarse y arreglarse las uñas. Clairy tenía 10 años y su madre no se lo permitía, así que se aseguraron de que todo estuviera bien …